Las microalgas y las cianobacterias, han sido catalogadas como un prometedor grupo de organismos de los cuales se pueden aislar compuestos naturales secundarios de utilidad alimenticia y médica. En el aspecto médico, las algas se pueden comparar con el grupo de los actinomicetos, de los cuales en el pasado se aislaron una inmensidad de compuestos bioactivos de importancia médica.  

Proteínas: La obtención de proteína unicelular a partir de microalgas para alimentación humana, fue uno de los primeros motivos por los cuales se inició la investigación biotecnológica en microalgas. Actualmente, los productos microalgales más vendidos con valor alimenticio en proteínas, son los derivados de la cianobacteria Spirulina sp. El contenido de proteínas de Arthrospira en base seca, es de 65%. En el año 2000, la producción de Spirulina sp  fue de 2000 toneladas.

 

Toxinas: Ciertas cianobacterias y microalgas causan dermatitis en el hombre y animales; sustancias como dibromoaplisiatoxina y su análogo bromoaplisiatoxina y lyngbyatoxina A, han sido reportadas como promotoras de tumores. Tubercidina es una toxina de cianobacterias que tiene una actividad significativa en contra de tumores.

 

Lípidos y ácidos grasos: El ácido eicosapentaenoico (EPA) es un ácido graso insaturado, importante como precursor en la biosíntesis de prostaglandina en mamíferos. El EPA es capaz de disminuir el colesterol en la sangre y es posible obtenerlo de especies de microalgas marinas como Chlorella sp. La demanda anual mundial de EPA es de 300 toneladas. Este producto puede también extraerse del aceite de pescado, sin embargo, el producto de las algas es superior en pureza, concentración de colesterol, olor y su costo de producción es bajo.

 

En las microalgas se ha encontrado en el grupo de las Bacillariophyceae, Cholorophyceae, Chrysophyceae, Eustigmatophyceae y Prasinophyceae. Su concentración de lípidos es elevada, llegando a ser hasta del 11% en el caso de algunas cianobacterias como la Spirulina.

 

Otros ejemplos de ácidos grasos importantes son: el ácido gama linoleico, que es también precursor de prostaglandinas y es el principal componente de ácidos grasos en algunas microalgas; el ácido arquidónico, otro ácido graso esencial producido en cantidades significativas por microalgas, entre ellas Porphyridium cruentum.

 

Antibióticos: Se han extraído numerosos compuestos de microalgas que sirven como antibióticos para otras algas, bacterias y hongos. Un ejemplo es la Cianobacterina, alguicida producido por la cianobacteria Scytonema hofmanii.

 

Polisacáridos: Las cianobacterias producen exopolisacáridos de hasta 10 monosacáridos diferentes, entre ellos pentosas que están ausentes en los polisacáridos de origen bacteriano. Por otro lado, Chlorella produce un polisacárido muy importante para la salud humana, el β-1,3-glucano, el cual tiene activa la respuesta inmunológica, además de reducir la concentración de lípidos en sangre.

La microalga Porphyridium sp. se cultiva comercialmente por su capacidad de sintetizar polisacáridos de interés comercial.

 

Carotenoides: Los carotenoides obtenidos a partir de cultivos de microalgas son útiles para la industria cosmética, alimentaria, farmacéutica y acuícola, además de la médica por tener actividad biológica. Se trata de Ficobilinas (ficoeritrina y ficocianina), Beta Carotenos, Astaxantina y Zeaxantina.

 

.

La industria de alimentos balanceados de hoy en día se enfrenta con el doble dilema de los fuertes incrementos en la demanda de proteínas y la constante disminución de proteínas de recursos marinos. Gracias a su metabolismo particular que aprovecha lo mejor de los reinos animal y vegetal, las microalgas tienen un perfil y un valor nutricional similar a la harina de pescado, lo que los convierte en una respuesta sustentable para este desafío global.

 

Hoy en día la industria de los Alimentos y Cosmética está usando en forma más intensiva pigmentos, ya sean artificiales o naturales. El pigmento más usado para pigmentar cosméticos y más importantes para la coloración de salmónidos es la Astaxantina, la cual, un 95% es de origen natural y un 75% de esta es sintética. Un posible nicho de mercado se enfocaría en la industria del Salmón, pero también a un pequeño mercado Nutraséutico y de Cosmética. Dentro de las tres cepas de microalgas trabajadas se puede obtener el pigmento rojizo denominado Astaxantina.

 

Se estima que el mercado global para la Astaxantina (natural y sintética), asociada a la salmonicultura, asciende a US$ 370 millones y en términos de volumen, la oferta de productos ricos en Astaxantina a escala mundial está situada en el orden de las 4.645 toneladas por año.

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now